Greer Garson, portentosa actriz del melodrama clásico de Hollywood

6aa84c702566246a1debd7cbbce3d0e5

Esta pelirroja británico-irlandesa tuvo buena estrella desde el principio de su carrera en el cine. Eileen Evelyn Greer Garson fue una jovencita madura y de buenos modales, que previamente se sacó una carrera universitaria, estudió en Francia y trabajó en una oficina de Londres para después probar suerte en los escenarios británicos -llegaría a trabajar incluso junto a Laurence Olivier y a conocer George Bernard Shaw-, el público y la crítica comenzaban a estar interesados en la incipiente intérprete, y fue en este medio, cuando el jefazo de la MGM Louis B. Mayer, quedó encandilado con su talento tras verla representar una obra titulada ”Old Music”. Le ofreció un contrato por un año. Sin tener una amplia experiencia interpretativa detrás, el buen olfato de Mayer la catapultó a la que es considerada -en aquellos tiempos, con más justicia- la meca del cine. Durante ese año de contrato -1937-1938- la Metro no sabía que hacer con ella, solamente le ofrecía papeles insípidos que no estaban a la altura de su talento y que Greer rechazaba porque Louis B. Mayer le había prometido un gran papel que parecía que nunca terminaba de llegar. Garson terminó perdiendo la esperanza de conseguir una carrera cinematográfica, hasta que Myrna Loy dejó temporalmente la MGM y su salida dejó detrás una vacante en una película, se trataba de ”Adiós, Mr. Chips”. El Estudio le ofreció el papel, pero Greer no estaba demasiado ilusionada con el personaje, porque consideraba que tenía poco tiempo en pantalla y lo veía secundario. Un amigo la convenció de la calidad de este papel.

Por tanto, su salto de actriz teatral a promesa cinematográfica fue fulgurante, en no mucho tiempo se convertiría en una de las reinas de la Metro y en una de las favoritas de Mayer. ”Adiós, Mr. Chips” le abrió las puertas de Hollywood -pese a la poca confianza inicial que Garson tenía en este papel, al considerarlo demasiado secundario como para destacar realmente-, siendo nominada a su primer Oscar. En realidad, no podría haber debutado de mejor manera, Garson eleva este largometraje con su talento, candor y belleza. Acto seguido, su personaje protagonista en ”Más fuerte que el orgullo” -una adaptación de la famosa novela de Jane Austen, ”Orgullo y prejuicio”- confirmaría su estatus de estrella a tener en cuenta y propiciaría que la Metro la uniese en la gran pantalla, con el excelente actor Walter Pidgeon en su primera colaboración conjunta -y para mí, la mejor- ”De corazón a corazón”.

Terminaría desplazando a Norma Shearer en la Metro -y también a Joan Crawford-, especialmente a raíz de que rechazara protagonizar ”La señora Miniver” por no querer interpretar a la madre de un hijo ya crecidito, Garson brillaría como casi siempre, y se llevaría un premio de la Academia a la Mejor actriz. El joven intérprete que interpretó a su vástago se convertiría en su segundo marido. Se comenta que su discurso de aceptación duró más de cinco minutos, hecho que motivó que la Academia limitara el tiempo para agradecimientos de los premiados.

tumblr_nk4yatAcrc1qe1c77o3_1280

Fue una actriz prestigiosa y popular, especialmente durante los años 40, llegando a estar nominada en siete ocasiones a los Oscar. Si por algo destaca su carrera es por sus participaciones en grandes melodramas de la época dorada de Hollywood. Solía interpretar a mujeres valientes y sentimentales. Fue una excepcional dama en este género, para mí, totalmente a la altura interpretativa de otras actrices calificadas -con justicia- como reinas del melodrama, como eran Bette Davis y Joan Crawford, a pesar de que Garson por sus facciones se caracterizara por dar vida en pantalla a mujeres más bondadosas -Davis y Crawford solían interpretar personajes femeninos más pérfidos-. Greer Garson poseía una elegancia innata, transmitía calidez, y a pesar de su formación teatral no había en ella el mayor atisbo de artificio, resultaba tremendamente natural en pantalla. Conocerla, es quererla.

Al final de su carrera cinematográfica, retornó al teatro e incursionó en la televisión. Estaba algo hastiada del perfil de papeles que le tocó interpretar en el cine -en su mayoría, personajes femeninos íntegros y con pocas aristas y en cintas dramáticas-, y pretendía dar un giro interpretativo con ”Tía y mamá” en los escenarios -papel al que también dio vida Rosalind Russell tanto en las tablas como en la gran pantalla-. En los años 80, cerraría su etapa profesional con una aparición en un episodio de la mítica serie ”Vacaciones en el mar”.

Greer Garson representó en pantalla una imagen impoluta de la mujer. Generalmente, personajes femeninos bondadosos, carentes de malicia o picardía. Es una lástima, que no se hubiese explotado más su vena malévola o cómica. Garson me parece una actriz tan dotada actoralmente, que se le debería haber dado más oportunidades de abarcar otros registros. En las pocas ocasiones que intentó hacer algo diferente, el público de la época no respondía bien en la taquilla. Siempre anheló abrazar más la comedia, por ejemplo. Bette Davis, Joan Crawford y Barbara Stanwyck, otras grandes señoras del drama clásico, demostraron ser más versátiles. A los productores les costaba verla en personajes oscuros, y ella prefería rodar películas agradables.

Greer Garson y Walter Pidgeon, un equipo memorable

”Hicé ocho películas con Greer Garson y nunca hubo una mala palabra entre nosotros.” Walter Pidgeon.

tumblr_mcii7ajjFb1qbewogo1_500

Una de las películas más sobresalientes del tándem Garson-Pidgeon, la magnífica ”De corazón a corazón”.

 

La trayectoria cinematográfica de Greer Garson está permanentemente asociada a la figura del estupendo actor Walter Pidgeon -presencia elegante y carismática como ella-. Trabajarían en ocho ocasiones juntos, en su mayoría cintas de corte romántico. En mi opinión, una de las mejores parejas que ha dado el cine clásico de Hollywood, dos grandes intérpretes -rebosantes de encanto- en perfecta sintonía.

En sus filmes solían interpretar a parejas casadas. Eran la viva imagen del amor duradero. Dieron grandes beneficios a la Metro, siendo una de las parejas cinematográficas más taquilleras de la época. Más allá de la pantalla, fueron grandes amigos. Greer y Walter se tenían bastante confianza antes de trabajar juntos, ya que habían sido vecinos y coincidieron en varios screen tests para la Metro.

 

Curiosidades

  •  Garson no quería participar en ”La señora Miniver” pero el director William Wyler y el productor Louis B. Mayer la convencieron.
  • El rodaje más caótico de su trayectoria fue el de ”Desire me”, que acumuló múltiples problemas: el guión estaba constantemente revisándose y reescribiéndose, Robert Mitchum estaba enfadado por tener un papel secundario y por compartir pantalla con una actriz tan buena como Garson y para colmo no se entendía con el primer director asignado George Cukor, por su parte Greer Garson se vio arrastrada por el mar y casi se ahoga y terminó separándose de su segundo marido, y se despidió a Cukor y contrataron a otros tres -Jack Conway, Mervyn LeRoy y Victor Saville- que también fueron despedidos. En fin, un desastre…
  •  Greer Garson fue desde siempre una gran aficionada al cine. En los años 20 disfrutaba de ir asiduamente a las salas de cine. Uno de sus actores favoritos era su compatriota el estupendo Ronald Colman, así que debió de ser un sueño hecho realidad para ella, filmar con él, dos décadas después una de sus mejores películas, el drama romántico ”Niebla en el pasado”. Colman disfrutó también mucho de esa experiencia, y Greer solía señalarla como su película favorita de entre las suyas.
  •  Siempre deseó interpretar papeles cómicos, y su deseo solamente se vio cumplido con la screwball comedy ”Julia se porta mal”, y posteriormente, en el teatro con ”Tía y mamá”. Como le ocurrió a otras grandes estrellas, era más frecuente verla protagonizando papeles dramáticos con un perfil similar. Los Estudios cuando comprueban que un intérprete les funciona mejor de cara a la taquilla en un determinado perfil, probablemente suelen forzar su encasillamiento con la intención de seguir manteniendo grandes beneficios económicos.
  •  Fue gran amiga de otra actriz maravillosa Rosalind Russell, que recomendó a Greer como su sustituta para la obra teatral cómica, ”Tía y mamá”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s